Al encuentro asistieron el Ministro de Economía, Fomento y Turismo, Lucas Palacios, quien preside esta mesa, la titular del Ministerio del Trabajo y Previsión social, María José Zaldívar, y el presidente de la CPC, Juan Sutil, entre otros representantes de gremios.

Hoy al mediodía se llevó a cabo una sesión extraordinaria de la Mesa Público Privada para abordar la situación de las empresas respecto al trabajo presencial de sus colaboradores en el contexto del COVID-19. Esto, a raíz del aumento de contagios en el país, lo cual ha llevado a la necesidad de establecer nuevas medidas de regulación para el sector.

 

Al encuentro asistieron el Ministro de Economía, Fomento y Turismo, Lucas Palacios, quien preside esta mesa, la titular del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, María José Zaldívar, y el presidente de la CPC, Juan Sutil, entre otros representantes de gremios.

 

En la instancia, el titular de Economía señaló que, además de respetar las exigencias sanitarias, las empresas deben autorregularse de manera eficaz para el cuidado de sus trabajadores, para evitar malos usos relativos a los permisos y aplicar criterios restrictivos a la hora de definir la cantidad de personas que deben asistir a sus lugares de trabajo.

 

“La contingencia nos muestra que es necesario hacer un esfuerzo aún más grande. Sabemos que el país ha funcionado gracias al trabajo de estas miles de personas, pero hoy necesitamos un mayor compromiso de todos para extremar los cuidados y para que aquellos que están circulando en las calles solo sean las personas realmente autorizadas para hacerlo y necesarias para el funcionamiento del país”, dijo el Ministro de Economía, Lucas Palacios.

 

Por su parte, la Ministra del Trabajo y Previsión Social, María José Zaldívar, comentó que “la seguridad y salud de los trabajadores es una responsabilidad de los empleadores y en tiempos de pandemia como los que estamos atravesando, el ejercicio responsable de esto deber es fundamental. Las empresas, ante todo, deben proteger a sus trabajadores, ya sea en el lugar de trabajo, a través del cumplimiento de todas las exigencias sanitarias para el ejercicio de sus funciones; o bien propiciando las condiciones necesarias para que quienes puedan, hagan teletrabajo; o bien usando los mecanismos que la Ley de Protección del Empleo les ofrece, a través de la reducción temporal de jornada o las suspensiones de contrato. Lo más importante es cuidar la salud de los trabajadores, mermando al máximo los riesgos de contagio”.

 

Según se acordó, la regulación de las empresas se realizará a través de los Comité Paritarios de cada entidad, lo que, de acuerdo a lo explicado por Juan Sutil, fue fruto de un acuerdo entre la CPC y los presidentes de las centrales sindicales, Alejandro Stenlein de UNT y Arturo Martínez de la CTCh.

 

El presidente de la CPC indicó que “gracias al funcionamiento de las empresas esenciales, los chilenos y chilenas han podido seguir teniendo alimentos, remedios y todos los servicios básicos. Es importante entonces que continúen operando siempre con total responsabilidad, apego a la normativa y protegiendo la salud de todos sus trabajadores y trabajadoras”.

 

Desde el inicio de la pandemia, el Presidente de la República encomendó la creación de la Mesa Público Privada con la triple finalidad de coordinar y garantizar la cadena de producción y abastecimiento de productos y servicios básicos durante la crisis sanitaria, canalizar a través de una ventanilla única las donaciones y ayudas de distintos ámbitos privados y agrupar propuestas de colaboración público- privado hacia el futuro, dentro de lo que ha surgido el levantamiento de dificultades o trabas burocráticas para la inversión.