La Agenda anunciada por el titular de la cartera, Juan Andrés Fontaine, involucra el trabajo colaborativo de 12 ministerios y contempla 40 medidas entre las que se cuentan de tipo reglamentario y de gestión, así como también iniciativas legales. Los ejes son el combate a la burocracia y simplificación de trámites para la instalación y desarrollo de las empresas, mayor competencia e impulso a la innovación.

Jueves 26 de septiembre de 2019. El ministro de Economía, Fomento y Turismo, Juan Andrés Fontaine, presentó la Agenda de Reimpulso Económico que busca apoyar la meta del Gobierno de acelerar el ritmo de crecimiento de la economía, generando con ello más empleos y una mejor calidad de vida para los chilenos.

 

Esto, con miras a hacer frente al escenario económico mundial que ha generado una coyuntura interna de menores exportaciones y expectativas, y para crear en Chile un ambiente más propicio para invertir y emprender en todos los sectores de la economía.

 

“Precisamente, cuando el horizonte de la economía mundial empieza a poblarse de nubarrones y cuando en Chile las expectativas un mejor futuro se han deteriorado, es que se hace imprescindible y urgente, unir voluntades de Gobierno y oposición, de trabajadores y empresarios, para sacar adelante los cambios necesarios para impulsar los emprendimientos y la innovación, la inversión y la productividad”, sostuvo el titular de Economía.

Añadió que “estoy convencido que la receta para vencer tanto las dificultades externas como el desánimo interno, las divisiones y el espectro del populismo, no es otra que esta: impulsar con claridad de propósito, visión de futuro y sentido de urgencia, políticas públicas que abran cancha amplia al emprendimiento, la innovación y la competencia”.

 

La Agenda de Reimpulso Económico se centra en tres ejes principales: combate a la burocracia y simplificación de trámites para la instalación y desarrollo de las empresas, mayor competencia e impulso a la innovación.

 

El ministro Fontaine aseguró que “si bien hoy Chile quiere ser un país de emprendedores, con frecuencia las políticas públicas, lejos de ayudar, les imponen cortapisas y barreras que impiden a los nuevos emprendimientos prosperar y que paralizan o retardan las inversiones necesarias”, y que “entre los grandes inversionistas cunde el desaliento por la demora e impredictibilidad en la tramitación de las autorizaciones para sus proyectos de inversión, con la inseguridad correspondiente”.

Para resolver esto, se elaboró un paquete de 40 medidas que involucra el trabajo de 12 ministerios: Salud, Hacienda, Obras Públicas, Defensa, Vivienda y Urbanismo, Transporte y Telecomunicaciones, Agricultura, Culturas, las Artes y el Patrimonio, Bienes Nacionales, Energía, Minería, y Economía que encabeza la iniciativa.

 

“Como Gobierno, estamos convencidos que el emprendimiento es el gran motor del desarrollo económico y social. El emprendimiento es una manifestación de la creatividad humana, la que también se expresa en las artes, las ciencias y tantos otros campos”, destacó en su discurso el ministro Fontaine, junto con indicar que “la creatividad económica de los emprendedores es la que encuentra mejores formas de producir y de satisfacer las necesidades de los consumidores. Es la que consigue sobreponerse a las dificultades –como por ejemplo las que hoy nos presenta la desaceleración de la economía mundial- o abordar los nuevos desafíos como la robotización industrial o el cambio climático”.

En el lanzamiento, que se realizó en las dependencias de StartUp Chile, participaron los ministros de todas las carteras involucradas en la Agenda de Reimpulso Económico, emprendedores, directores y jefes de los servicios dependientes del Ministerio de Economía, representantes de gremios de grandes, medianas y pequeñas empresas, parlamentarios, entre otros actores.

 

Trabajo colaborativo

 

El ministro Fontaine añadió que “la Agenda surgió del diagnóstico compartido por emprendedores, gremios, empresas con proyectos de inversión de gran envergadura y de los muchos emprendedores que a lo largo de todo Chile nos han transmitido los problemas que enfrentan, en el contexto de nuestra campaña Todo Chile Emprende”.

 

En esta tarea también se tomó en cuenta el trabajo realizado en los últimos 18 meses por los distintos ministerios, propuestas de los gremios, el trabajo de las oficinas GPS y OPEN del Ministerio de Economía, así como el aporte de agendas previas -como la Agenda de Impulso Competitivo-, y la revisión regulatoria y recomendaciones que realizó la Comisión Nacional de Productividad.

 

Las 40 medidas

 

La Agenda incluye 40 medidas, de las cuales, 29 son de tipo reglamentarias o de gestión que no requieren de proyectos de ley ni indicaciones, en que se optimizan procesos, se digitalizan sistemas, se establecen guías con criterios objetivos que permitan mayor certeza y se pone información a disposición de los usuarios. Las 11 iniciativas restantes, requieren modificaciones legales, 6 de las cuales están actualmente en tramitación el Congreso y serán priorizadas, mientras que las 5 restantes serán proyectos de ley o indicaciones nuevas.

 

Dentro de las medidas para combatir la burocracia y simplificar trámites para la instalación y desarrollo de las empresas destacan:

 

  • Actualización de la plataforma para crear empresas en un día, habilitada en 2013, mediante “Tu empresa en 1 día 2.0”, que incorporará todos los trámites necesarios para iniciar una empresa.
  • Habilitación de la GPS PYME como un portal para el levantamiento de trabas burocráticas que entorpecen las iniciativas de las pymes y así efectuar las coordinaciones ministeriales y elaborar políticas públicas para subsanarlas.
  • Digitalización y habilitación en la plataforma digital denominada SUPER los 180 permisos relevantes para proyectos de inversión, la cual operará como ventanilla única una tramitación ágil, fácil y transparente. Se conectarán 115 permisos de 26 servicios y 15 ministerios al 2020, priorizando por relevancia y criticidad; los restantes se digitalizarán en 2021.
  • Robustecer la certeza jurídica de los permisos de edificación otorgados, fortaleciendo la validez de los anteproyectos y reduciendo los plazos de invalidación. Para solicitudes de nuevos permisos, se ajustará el mecanismo de revisores independientes de modo tal que permita asegurar mejor su imparcialidad y agilizar los plazos.
  • Simplificar y agilizar el otorgamiento de concesiones marítimas, de las modificaciones técnicas de las Concesiones Acuícolas y para la licitación –a solicitud de los interesados- de Concesiones de Uso Onerosos sobre bienes fiscales.
  • Simplificar y clarificar, mediante protocolos o guías públicas, los permisos relativos a hallazgos arqueológicos, uso de suelos rurales, calificación industrial de terrenos urbanos, autorizaciones sanitarias y autorizaciones para la comercialización del litio.
  • Simplificar y agilizar los cambios de servicios públicos que exige la construcción de obras de infraestructura, las iniciativas privadas de concesiones de obras públicas, las autorizaciones de la DGA para obras hidráulicas que involucran intervención de cauces
  • Facilitar la certificación de las exportaciones de productos del mar, la construcción de obras mineras que no afectan física o químicamente el suelo, la devolución de IVA a los nuevos exportadores, la exportación de servicios y el transporte de cargas sobredimensionadas.
  • Modernizar la firma electrónica avanzada, para masificar su uso en reemplazo de tramites notariales, y permitir la publicación digital de actos que hoy deban ser publicados en diarios de circulación pública.

 

Entre las medidas para promover la libre competencia, por su parte, se cuentan:

  • Apertura al cabotaje de carga a barcos de bandera extranjera, que permitirá hacer de nuestro mar una amplia carretera para el transporte a costos competitivos de la carga a lo largo de nuestra costa, con la consiguiente ganancia de eficiencia logística. Ello se complementará con ciertos ajustes tributarios, con la reducción de las tarifas de señalización marítima y la incorporación de tecnologías para minimizar los cierres de puertos por condiciones meteorológicas.
  • Autorización para la venta de medicamentos que no exigen receta médica en locales comerciales que no son farmacias, abriendo así mejor acceso y a menores costos a tales medicamentos. Ello se complementará con la agilización de la autorización para comercialización de medicamentos registrados en el extranjero por agencias de alta calidad.
  • Fomentar la competencia de medios de pago mediante el establecimiento del llamado “modelo de cuatro partes”
  • Facilitar la portabilidad financiera o crediticia, mediante proyecto de ley en trámite que facilita pre pagos y obtención de financiamientos con nuevos proveedores, por ejemplo, en créditos hipotecarios.
  • Facilitar la terminación de contratos de adhesión, mediante proyecto de ley en trámite
  • Facilitar el despliegue de la infraestructura de telecomunicaciones poniendo mediante a disposición para esos efectos, mediante licitación monitoreada por la Subsecretaría de Telecomunicaciones, sitios e instalaciones de empresas públicas, tales como Correos de Chile y EFE.
  • Facilitar la negociación de contratos de suministro eléctrico por parte de clientes hoy sujetos a contrato regulado, mejorando la información a que puedan acceder otros potenciales oferentes, con la debida autorización por parte los primeros.
  • Mejorar el sistema de compras públicas a través de Chile Compras para evitar que los llamados “convenios marcos” limitan artificialmente la libre competencia.
  • Levantar la restricción para convertir vehículos particulares desde gasolina a gas natural licuado o gas licuado de petróleo, permitiendo una reducción de alrededor de 35% en costos de combustible para los dueños de autos livianos.

 

En tanto, las medidas destinadas a impulsar la innovación son:

  • Ampliar a 100.000 los beneficiarios del programa Digitaliza tu Pyme en 2020-21, con apoyo de CORFO, SERCOTEC y SENCE.
  • Ampliar las garantías CORFO para pymes a través de FOGAIN a $100.000 millones adicionales por año, esto es un 20% adicional, a contar del 2020.
  • Repotenciar Startup Chile, ampliando desde 180 a 440 los emprendimientos apoyados cada año (60 al menos provenientes de regiones) y estimular el escalamiento de los proyectos seleccionados.
  • Promover la utilización del incentivo tributario para investigación y desarrollo (I+D) y agilizar la tramitación de sus autorizaciones por parte de CORFO, de modo de fomentar una cultura de innovación en nuestras empresas.

 

 

El detalle de cada una de estas medidas se puede revisar en:

 

https://www.economia.gob.cl/wp-content/uploads/2019/09/Agenda-de-Reimpulso-Económico-prensa-VFF.pdf