Las autoridades recordaron la importancia de comprar juguetes seguros, así como recordaron los derechos de los consumidores respecto a las compras y la post venta.

El Ministro de Economía, Fomento y Turismo, Juan Andrés Fontaine, junto al Director Nacional del SERNAC, Lucas Del Villar, y al Jefe Brigada Investigadora de Delitos de Propiedad Intelectual (BRIDEPI), Subprefecto Marco León, entregaron recomendaciones a los padres y madres que realizarán compras en el marco del Día del Niño.

En pleno Paseo Bandera, las autoridades entregaron volantes informativos a los transeúntes relacionados con sus principales derechos como consumidores, con énfasis en la seguridad.

El Ministro Juan Andrés Fontaine indicó que “el Día del Niño es una oportunidad para regalar cariño y tiempo. Pero si va a comprar un regalo, hágalo en el comercio establecido que es la forma de adquirir juguetes seguros y cuidar a los niños”.

Por su parte, el Director Nacional del SERNAC, Lucas Del Villar, recordó a los padres y madres la necesidad de fijarse en el rotulado de los juguetes y regalar productos que sean aptos para los niños según su edad. “El mejor regalo que podemos hacer es cuidar a nuestros niños con juguetes seguros”, indicó recordando a los consumidores sus derechos a comprar productos de calidad, correctamente rotulados, que se respeten los precios, promociones y ofertas, así como exigir la garantía legal en caso de que el producto salga malo.

El Subprefecto Marco León explicó que una buena forma para saber si un juguete es original es revisando que la información del rotulado, pues los falsificados habitualmente no contienen información de su origen, no incluyen parámetros de edad recomendada y el rotulado e indicaciones de uso vienen en un idioma distinto al castellano, entre otros aspectos.

Reclamos y accidentes

 

Durante los meses de agosto y septiembre del año pasado, el SERNAC recibió alrededor de 150 reclamos relacionados con problemas de consumo respecto a juguetes, siendo los incumplimientos de las condiciones contratadas (26,6%) el principal motivo de las quejas; seguido de los inconvenientes para ejercer el derecho a la garantía legal (26%). Más atrás aparece el retardo en la entrega del producto, lo que se relaciona con el tema de las compras vía internet.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta son las precauciones de seguridad que deben tener los padres al momento que los niños utilicen los juguetes, pues según un reporte de accidentabilidad elaborado por el SERNAC con información proporcionada por distintos centros hospitalarios infantiles de Santiago con los que mantiene convenios, concluyó que el 54% de los accidentes sufridos por niños fueron ocasionados por pelotas, bicicletas y patines.

Asimismo, es relevante evitar comprar productos falsificados o que se compran en el comercio informal, pues presentan riesgos para los niños porque pueden contener elementos tóxicos, no cumplir con las advertencias mínimas para el uso de estos productos y contener piezas pequeñas

 

Consejos al comprar un juguete

El Reglamento de Juguetes establece una serie de exigencias que deben cumplir las empresas que comercializan este tipo de productos. Por ejemplo, el etiquetado debe:

  • Identificar el fabricante o importador.
  • El país de origen
  • Si el juguete contiene partes pequeñas que puedan provocar un riesgo de asfixia.
  • Advertencias claras, si existe algún riesgo en su uso.
  • La edad recomendada.
  • El rotulado debe estar en castellano.

 

¿En qué poner especial atención?

 

Es importante que los padres consideren una serie de consejos para que los juguetes sean seguros:

  • Que sus piezas o partes no obstruyan la respiración.
  • Que indique la edad de uso recomendada, utilizando mensajes como “advertencia, no apropiado para niños menores de 3 años”.
  • Que los envases no contengan elementos cortantes ni punzantes.
  • Que no sea inflamable, tóxico ni falsificados.

Al momento de usar los juguetes

 

Los padres pueden tomar una serie de acciones cuando los juguetes ya están en el hogar y/o siendo utilizados por los niños. Por ejemplo:

  • Revisar periódicamente la integridad de juguetes u otros accesorios que puedan generar este tipo de riesgo.

Al comprar un juguete o un artículo cualquiera para un niño menor de tres años, evaluar su peligrosidad, teniendo presente la posibilidad que este pueda generar partes pequeñas durante su uso.