La nueva fábrica del Grupo Telepizza permitirá la consolidación de Chile como plataforma de expansión de la compañía y permitirá la creación de 900 nuevos puestos de trabajo, entre directos e indirectos.

Miércoles, 3 de julio de 2019. El ministro de Economía, Fomento y Turismo, Juan Andrés Fontaine, realizó una visita inspectiva a la nueva fábrica de Telepizza en la comuna de Quilicura, la que tendrá una capacidad de producción de 16,5 millones de bolas discos por año, posicionándose como la planta elaboradora de masas de pizza más grande de América Latina.

Con una inversión inicial de $2.400 millones, la fábrica permitirá abastecer a Perú, Paraguay, Uruguay y Argentina, entre otros; y una vez que entre en operación en septiembre creará 900 puestos de trabajo entre directos e indirectos.

“El sentido de esta visita a Telepizza es poder exteriorizar el hecho de que, así como muchas veces circulan versiones de que hay pesimismo, de que hay malas expectativas, cuando uno baja a la economía real se encuentra con que hay muchísimas empresas y emprendedores que están iniciando proyectos de distinta naturaleza, que van a crear empleo, que van exportar, que van a mejorar la productividad y, por esa vía, mejorar la calidad de vida de los chilenos”, afirmó el secretario de Estado.

Tras el acuerdo de compra firmado con Pizza Hut en nuestro país, Grupo Telepizza espera consolidar en Chile una plataforma de expansión para América Latina.

Al respecto, el secretario de Estado destacó que “he resuelto venir para dar esta señal de que obras como son un acto de confianza en el futuro de Chile, es confianza lo que vemos en esta gran inversión y que, apuesta al futuro de nuestro país, al surgimiento y desarrollo de los grandes grupos de consumidores de estos productos en Chile y a la capacidad del país de suministrar de pizzas al resto del cono sur”.

Finalmente, la autoridad destacó la confianza depositada por la empresa en Chile e hizo un llamado a tener una visión más optimista del presente de nuestra economía: “así como ayer todos levantamos la vista hacia el cielo para ver el eclipse, levantemos la vista por sobre las turbulencias o problemas de corto plazo, esta vez no para mirar un eclipse, sino que lo contrario, para ver brillar el futuro de Chile”, agregó.