Al término de la cita, el titular de Economía destacó la “coincidencia” que existe con los representantes gremiales de “destrabar proyectos de inversión y de cambiar las regulaciones para abrir más espacios a los emprendimientos”.

Martes, 2 de julio de 2019. El ministro de Economía, Fomento y Turismo, Juan Andrés Fontaine, se reunió con los presidentes de las ramas de la Confederación de la Producción y del Comercio con el objetivo de presentar los lineamientos de la Agenda de Reimpulso Económico. En la cita, realizada en dependencias de la secretaría de Estado, el ministro Fontaine también analizó con los representantes gremiales las prioridades de cada sector.

Tras el encuentro, la autoridad afirmó que “hemos analizado el desafío de reimpulsar el crecimiento y la productividad en nuestro país, a través de desatar una ola de emprendimiento que aporte con nuevas ideas, con nuevos factores de competencia para atender mejor las necesidades de los consumidores, crear empleos y hacer crecer nuestra economía”.

En ese sentido, el titular de Economía subrayó que “esta es una primera reunión de un programa de trabajo, en que vamos a ir recogiendo en reuniones específicas con las ramas de la CPC sus planteamientos para nutrir esta agenda que reimpulse la economía”.

“Los presidentes de las ramas fueron presentando sus visiones y hay gran coincidencia respecto de la importancia de enfatizar los temas que he planteado. Hemos pasado revista a las materias más sectoriales y, en general, hay plena coincidencia respecto de la necesidad de destrabar proyectos de inversión y de cambiar las regulaciones para abrir más espacios para los emprendimientos pequeños, medianos y grandes”, aseguró el secretario de Estado.

Respecto al proyecto que otorga mayor protección a los consumidores ante fraudes bancarios, el ministro Fontaine enfatizó que “como gobierno apoyamos completamente la idea de mejorar el tipo de regulación que hoy día rige para esos efectos, de manera de darle efectiva protección a los ciudadanos que tienen tarjetas de crédito o de distinto tipo frente a esta ola creciente de fraude de tipo cibernético, que obviamente los deja desguarnecidos o les exige pagos de seguros por riesgos que en realidad no corresponden a ellos”.

En esa misma línea, la autoridad complementó: “nosotros compartimos plenamente el objetivo del proyecto, compartimos plenamente varios aspectos del proyecto, particularmente el hecho de que se fuerce a los emisores de tarjetas a poder resolver 24/7 cualquier denuncia relativa a fraudes con las tarjetas. Hoy día, desgraciadamente eso no es así en todos los emisores, muchas veces cuando se pierde una tarjeta o se roban una tarjeta, no hay una forma rápida de poder bloquear por parte de los emisores y, en consecuencia, creemos que un buen servicio al consumidor exige ese tipo de cambios”.