La empresa realizó una inversión de US$15 millones, generando alrededor de 100 nuevos empleos directos e indirectos.

Jueves, 4 de abril de 2019. El Ministro de Economía, Fomento y Turismo, José Ramón Valente, se trasladó hasta la región de Arica y Parinacota, donde participó en la inauguración de la nueva planta Arica de la empresa Cementos Bío Bío. El proyecto significó una inversión de US$15 millones y forma parte de un plan de inversiones de la compañía por US$150 millones en cuatro años.

La planta Arica tendrá una producción de 200 mil toneladas al año y generará alrededor de 100 puestos de trabajo local, en un terreno de 50.000 m2 ubicado en la zona industrial de Arica.

El titular de Economía destacó la importancia del proyecto para la región, dado su monto de inversión y creación de empleos: “paso a paso vamos logrando ese objetivo que nos plantea el presidente Sebastián Piñera que es que la inversión aumente y se generen nuevos empleos de calidad. Este año es posible que la inversión crezca sobre el 6%, eso le pone raíces al crecimiento y nos permite avanzar en mejorar la calidad de vida de los chilenos”.

Junto a ello, el secretario de Estado afirmó que “podemos tener un mes bajo, podemos tener un trimestre bajo o podemos tener un Imacec bajo, pero cuando vemos proyectos como este, vemos que nuestro camino, nuestra perspectiva es muy positiva porque tenemos un país en marcha, que está progresando con inversión que crece”.

En tanto, el gerente general de Cementos Bío Bío, Enrique Elsaca, aseguró: “estamos confiados en Chile, estamos en todas las regiones y yo creo que tenemos que acompañar el crecimiento con proyectos como este, que son innovadores y nos permiten estar cercar de nuestros clientes”.

La nueva planta CBB tiene una capacidad de producción que equivale a ocho millones de sacos de 25 kilos por año o bien, al cemento necesario para fabricar 420.000 kilómetros de calles. Además, la planta es 100% eléctrica, no quema combustibles en ningún proceso y tampoco utiliza agua.

Esta nueva planta se complementará con la que la compañía está desarrollando en el sur de Perú. Ambas fábricas contemplan la incorporación de tecnología modular europea de primer nivel denominada Plug & Grind, la cual permite la producción de cemento de alta calidad, a bajo costo y en plazos de construcción reducidos.