De visita en Canberra, el ministro de Economía firmó un memorando de entendimiento con la Oficina de Regulación de Buenas Prácticas (OBPR) de Australia, equivalente a la Oficina de Productividad y Emprendimiento Nacional (OPEN) creada en Chile.

Martes, 26 de marzo de 2019. El Ministro de Economía, Fomento y Turismo, José Ramón Valente, firmó un importante acuerdo de cooperación técnica internacional entre la cartera que dirige y la Oficina de Regulación de Buenas Prácticas -Office of Best Practice Regulation (OBPR)- del Departamento del Primer Ministro y Gabinete del Gobierno de Australia, en el marco de su visita a Canberra.
La OBPR es equivalente en Chile a la Oficina de Productividad y Emprendimiento Nacional (OPEN) creada por decreto bajo el gobierno del Presidente Sebastián Piñera y que, entre otros, busca recoger las mejores prácticas regulatorias internacionales en materia de inversión para replicarlas en nuestro país.
El acuerdo apunta a generar un espacio de cooperación entre las oficinas respectivas, en el ámbito de las buenas prácticas regulatorias, buscando a su vez promover el intercambio de experiencias en la implementación de las mejores prácticas regulatorias y el análisis de impacto regulatorio que conllevan las distintas normativas.
El ministro José Ramón Valente destacó, tras la firma del acuerdo, que “la oficina australiana lleva muchos años aplicando las mejores prácticas para que su regulación sea de estándar mundial, la mejor regulación del mundo. Nosotros queremos lo mismo para Chile y estoy seguro que con la ayuda de nuestra oficina OPEN vamos a mejorar las prácticas regulatorias en nuestro país”.
El acuerdo fue firmado por el Ministro José Ramón Valente y el Director Ejecutivo de OBPR, Jason Lange, en compañía del Director Ejecutivo de la Oficina de Productividad y Emprendimiento Nacional (OPEN), Andrés Osorio.

Inversiones
Más tarde, el titular de Economía sostuvo un encuentro con el Jefe de la Oficina de Coordinación de Proyectos -Major Proyects Facilitation Agency (MPFA)- Nick Purcell. La MPFA es la agencia australiana creada para actuar como punto de entrada única de los principales proyectos de inversión que ayuda a garantizar la certeza en el proceso de obtención de permisos.
Tras la cita, el ministro Valente indicó que “esta es la agencia equivalente a la Oficina de Gestión de Proyectos Sustentables (GPS), la oficina que creamos con el Presidente Sebastián Piñera y que pretende que haya un boom de inversiones en Chile. Hemos contabilizado más de 250 proyectos en nuestro catastro que tienen la potencialidad de crear más de 300 mil empleos”.
El Secretario de Estado destacó además que “hemos creado nuevas instituciones, como GPS y como OPEN y vemos, al visitar Australia, países desarrollados, países que nos llevan la delantera en ingreso per cápita, que son oficinas que están al mejor nivel mundial y, en ese sentido, nos tiene muy animados a seguir adelante”.

Otras reuniones
En el marco de su visita a Australia, el ministro de Economía, José Ramón Valente, sostuvo también otras importantes reuniones con autoridades de gobierno de ese país. Entre ellas, con la Secretaria del Departamento de Empleo y Pequeñas Empresas, Kerri Hartland, responsable de las políticas y programas nacionales que ayudan a los australianos a encontrar y mantener el empleo, además de trabajar en lugares seguros, justos y productivos. Desde julio de 2015, se ha creado 1 millón de nuevos empleos en ese país.
Asimismo, el Secretario de Estado se reunió con el director del Equipo de Economía del Comportamiento -Behavioural Economics Team of Australia (BETA)- Simon Gordon. BETA es la unidad central del gobierno australiano para la Economía del comportamiento en la implementación de políticas públicas y busca promover el bienestar de los australianos a través de la aplicación y evaluación rigurosa de las percepciones del comportamiento humano.
El símil en Chile de BETA es la recién anunciada Unidad de Economía, Psicología e Investigación del Comportamiento (EPIC) que se creará en nuestro país y cuyo objetivo es una mejor comprensión del comportamiento de las personas para aumentar la eficiencia en la implementación de políticas públicas.
Esta metodología tiene aplicaciones potenciales en la reducción de la evasión en el Transantiago y del IVA, la informalidad de las Pymes, la cotización previsional de trabajadores independientes, ausentismo laboral y licencias médicas, robo de autos y celulares, además del comercio ilegal en las calles.