“Esta ley dignifica a nuestras pequeñas y medianas empresas que son el motor del Chile en Marcha porque no habrá más bicicleteo”, subrayó el ministro de Economía, Fomento y Turismo, José Ramón Valente.

Jueves, 3 de enero de 2019. El Presidente de la República, Sebastián Piñera, junto al ministro de Economía, Fomento y Turismo, José Ramón Valente, promulgó la Ley de Pago a 30 Días, iniciativa que define un plazo certero para el pago de facturas a las pymes, una medida que va en directo beneficio para el más de millón de pequeñas y medianas empresas que existen en el país.

En el Jardín Mallinkrodt, mismo lugar donde en mayo del año pasado el Jefe de Estado anunció el envío de las indicaciones que dieron forma al proyecto, el Presidente Piñera aseguró: “(Esta ley) saca un obstáculo para el crecimiento y desarrollo de las pymes. Por supuesto no los saca todos, pero tenemos un compromiso para que las pymes puedan seguir creciendo y eso se mantiene más fuerte que nunca”.

Además de dar claridad en el plazo de pago, la nueva ley establece la obligación de emisión de una guía de despacho electrónica, la inmutabilidad del monto a pagar en la factura emitida, la aplicación de intereses corrientes por cada día de atraso en el pago y el cobro de una comisión moratoria adicional a los intereses.

Tras 15 años, las pymes tienen por fin una solución a uno de sus mayores problemas. Esta ley dignifica a nuestras pequeñas y medianas empresas que son el motor del Chile en Marcha porque no habrá más bicicleteo. Esta ley obliga a que les paguen lo que corresponde y cuando corresponde”, afirmó el ministro Valente.

En ese sentido, el titular de Economía destacó que la medida va en directo apoyo a los cuatro millones de chilenos que dependen de una pyme. “El capital de trabajo y el acceso a financiamiento es lo más importante para las pymes, es la mayor dificultad que tienen para emprender y hacer crecer su negocio. Si a las pymes les pagan a tiempo, pueden dedicar su tiempo y energía a su negocio y no a cobrar, lo que generará un aumento importante de productividad y emprendimiento en nuestro país”, agregó.

Luego de su promulgación, la ley entrará en vigencia al cuarto mes de su publicación en el Diario Oficial y durante los primeros dos años de implementación el plazo máximo de pago será de 60 días y quedará en 30 días a partir del mes 25 de su publicación. En el caso del sector público, respecto a intereses, comisiones moratorias y régimen de responsabilidad, la normativa comenzará a regir un año después de su publicación, mientras que en el sector salud y municipalidades, los nuevos plazos de pago comenzarán a operar desde el mes 29 de publicada la ley en el Diario Oficial.