• En la oportunidad, el Jefe de la División de Innovación destacó los ejes en los que está trabajando el Ministerio de Economía para impulsar la innovación.

  • El reconocimiento busca destacar aquellos modelos de negocios innovadores que aporten a la competitividad y desarrollo del país.

Con más de 70 personas se dio inicio a la ceremonia del Premio PwC Chile Innovación 2018 este miércoles 10 de octubre.

Este reconocimiento, creado en 2013 en el marco de los 100 años de presencia constante de PwC Chile en el país, busca destacar aquellos modelos de negocios innovadores que aporten a la competitividad y desarrollo de Chile. En este contexto, este año se premiaron dos categorías: empresarial y social, donde Banco Santander con su proyecto “Work/Café Santander” y Fondo Esperanza con su proyecto “Somos Fe” fueron los ganadores 2018, respectivamente.

El jurado estuvo compuesto por personalidades del mundo gremial y empresarial, presidiendo esta mesa el ministro de Economía, Fomento y Turismo, José Ramón Valente. Asimismo, el premio cuenta con el apoyo académico de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad del Desarrollo y así entregar una visión académica e integral.

Benjamín Maturana, Jefe de la División de Innovación del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, fue quien representó en esta ocasión al ministro de la cartera y enfatizó que “este premio cumple un rol clave, porque demuestra que muchas empresas son un ejemplo de superación de desafíos e innovación”.

Además, comentó los desafíos más importantes que tiene el Gobierno y la cartera respecto a la innovación, afirmando que el envejecimiento de la población, la revolución tecnológica y el cambio climático son unas de las materias que ya se están trabajando hoy.

Por otro lado, Renzo Corona, Socio principal de PwC Chile, dio la bienvenida a los asistentes y expuso que “nuestra meta con este premio es inspirar. No hay duda, que ningún sector de nuestra economía pueda prosperar haciendo lo mismo y de la misma forma. Claramente, eso es el camino al fracaso”.

Asimismo, sostuvo que en los últimos años la innovación ha logrado posicionarse en la agenda pública, en los negocios y en las universidades afirmando que “el mundo cambia de manera vertiginosa. La innovación hoy no es una moda, es una obligación; y ante eso tenemos que tener claro que, si nosotros no lo hacemos, lo harán otros”.

En este mismo contexto, Hernán Cheyre, Director Ejecutivo del Instituto de Emprendimiento de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad del Desarrollo, comentó que “la innovación hoy es actitud. Es importante que los problemas los conviertan en oportunidades”. Y resaltó que es “relevante que las empresas creen capital humano de calidad y que los jóvenes tengan habilidades para enfrentar estos nuevos desafíos”.