//Ministro Valente se reúne con presidente de la Sofofa para impulsar cooperación público-privada

15 de marzo de 2018

Ministro Valente se reúne con presidente de la Sofofa para impulsar cooperación público-privada

“La Sofofa es una entidad muy importante, que reúne a muchos empresarios y queremos trabajar junto con ellos para dar un impulso a la inversión”, aseguró el titular de Economía. Bernardo Larraín dijo que “nos pusimos a disposición del Ministerio para presentar iniciativas, sobre todo aquellas que levantamos de la experiencia que tienen empresarios de todas las regiones de Chile”.

El ministro de Economía, Fomento y Turismo, José Ramón Valente, se reunió hoy con el presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), Bernardo Larraín Matte, con el fin de comenzar un trabajo público-privado para dar un impulso a la inversión.

A juicio del titular de Economía, la Sofofa también ha estado en la dirección de buscar iniciativas que permitan que Chile dé un salto en la inversión, ya que “hemos perdido casi US$ 15 mil millones de inversión anual y los chilenos esperan que haya cooperación pública-privada de verdad y no sólo en las palabras y esta es una instancia”.

Agregó que el puntapié inicial para que Chile vuelva a crecer al 4% al año es que haya inversión y, para ello, se está creando un oficina de grandes proyectos “donde podamos invitar a  muchas otras instituciones del Estado a participar, de tal manera de ser una puerta de entrada para los grandes proyectos y ayudarlos a navegar por el mar de regulación que tenemos en Chile”.

Mientras que Bernardo Larraín valoró el encuentro y mostró su total disposición a trabajar en conjunto. “Nos pusimos a disposición del Ministerio para presentar iniciativas sobre todo aquellas que levantamos de la experiencia que tienen empresarios de todas las regiones de Chile”, dijo.

Agregó que Sofofa integra más de 70 gremios regionales y sectoriales por lo que “le vinimos a plantear que tenemos un catastro de información desde nuestros gremios asociados, de múltiples regulaciones que se pueden mejorar sin bajar el estándar de lo que se está regulando, por ejemplo, medio ambiente (…) No hay una incompatibilidad entre mejorar regulaciones, simplificar regulaciones con la eficacia de la regulación de resguardar el bien público que está protegiendo”.