Esta iniciativa busca sancionar con penas de cárcel a quienes participen del delito de colusión y a su vez, contempla un aumento de multas que alcanzan hasta el 30% de las ventas captadas durante el período que duró la infracción o hasta el doble del beneficio económico reportado. La nueva normativa permitirá tener mercados menos concentrados, lo cual beneficiará a las pymes y consumidores.