Proyecto de Ley Firma Electrónica

/Proyecto de Ley Firma Electrónica
Proyecto de Ley Firma Electrónica2018-06-04T17:32:37+00:00

Proyecto de Ley Firma Electrónica

Antecedentes 

  1. Para fomentar el uso eficiente y seguro de Internet, en 2002 entró en vigencia la Ley N°19.799, con el objetivo de estimular el uso de la  firma electrónica avanzada la cual permite efectuar transacciones a través de medios electrónicos.
  2. No obstante, el uso de la firma electrónica avanzada en Chile es bajo:
    • Actualmente existen solo 15.000 usuarios y 5 prestadores acreditados del servicio de certificación, versus la exponencial penetración de internet en los últimos años.
  3. Este comportamiento responde, en parte, a deficiencias de la Ley actual, por ejemplo, existen actos en los cuales la firma electrónica y el documento electrónico no son equivalentes al documento celebrado en papel (compra venta de inmuebles, actos que requieran comparecencia personal, entre otros)
  4. Describe procedimientos que no favorecen al principio de neutralidad tecnológica, por ejemplo: la firma electrónica debe crearse usando medios que el titular debe mantener bajo su exclusivo control, sin embargo, hoy además de dispositivos físicos, existen nuevas tecnologías que podrían ser utilizadas por sus altos estándares de seguridad y confianza.
  5. Falta de claridad con respecta a la normativa relativa a documentos electrónicos, por lo tanto, los tribunales tienden a no admitir documentos electrónicos como documentos fundantes de una demanda.
  6. Son escasas las herramientas tecnológicas que puedan reforzar el sistema de confianza: La Ley 20.217 incorporó el mecanismo de “fecha electrónica” en la cual la determinación de la fecha precisa del acto depende de las partes involucradas y por ende, carece de confianza.
    • Pero, hoy en día existe el “sellado de tiempo”,  herramienta que permite la determinación y corroboración del día y la hora del acto  por la misma prestadora del servicio de certificación, otorgándoles mayor certeza e integridad al documento, valor probatorio en juicios y la capacidad de autentificar con plena certeza lo que un notario autentifica y autoriza cuando se requiere de ambas partes.
  7. Las normas técnicas para acreditar a un prestador de servicios de acreditación son inflexibles, no obstante, deberían estar permanentemente actualizadas en la medida que surjan nuevos  avances tecnológicos que mejoren la confiabilidad del sistema.
  8. De acuerdo a la Ley actual, un Ministro de Fe debe certificar la firma electrónica de las autoridades y funcionarios que suscriban documentos electrónicos, es decir, hay una doble e innecesaria autenticación cuando se usa la firma electrónica.
    • Además, no se establece un procedimiento claro para que los órganos públicos puedan usar la firma electrónica, por lo tanto, no se usa por falta de seguridad jurídica y de confianza.
  9. Falta una institucionalidad clara para la autoridad que otorga la acreditación: La Ley establece que la Subsecretaría de Economía y Empresas de Menor Tamaño debe acreditar a los prestadores del servicio de firma electrónica y fiscalizarlos, pero no se creó una división especializada en el tema.
  10. No existe un procedimiento para que la empresa que acreditó su firma electrónica pueda trasladar su firma electrónica acreditada a otra entidad en caso de que el proveedor inicial cierre, en consecuencia, el usuario pierden su acreditación.
  11. No hay un listado claro de las obligaciones de los usuarios de firma electrónica avanzada, ni tampoco de las sanciones y procedimiento que se les debe aplicar en caso de infracciones.

Objetivos del Proyecto de Ley 

  • Masificar el uso de firma electrónica avanzada para que se desarrolle plenamente el comercio electrónico a través de una herramienta tecnológica confiable y segura, aplicando las siguientes medidas:

    1. Reforzar el marco legal de los documentos y firma electrónica avanzada; establecer los derechos y obligaciones de los usuarios y certificadores acreditados; determinar los procedimientos de reclamo y sanción en caso de incumplimiento y las funciones y atribuciones de la autoridad fiscalizadora.
    2. Utilizar avances tecnológicos como el “sellado de tiempo” anteriormente explicado. Ello permitirá otorgar a los documentos electrónicos el valor de plena prueba en juicios y que gocen del mérito de la solemnidad equivalente a los documentos firmados ante notario.
    3. Dado lo anterior, la firma electrónica y el documento electrónico serán equivalentes al documento celebrado en papel, por ejemplo para:
      • Actos solemnes, como la compra venta de inmuebles  (requiere de escritura pública) y las de vehículos autorizados (requiere de inscripción en el Registro Civil), entre otros.
      • Actos que requieran comparecencia personal, con la excepción de aquellos que requieran de ciertas solemnidades.
      • Instrumentos de comercio como pagarés o letras de cambio.

Beneficios para la Ciudadanía:

  1. Impulso al desarrollo del comercio electrónico y la economía en general.
  2. Ahorro para el sistema público y privado ya que se reducen los costos de transacción: Los trámites son más rápidos y eficientes,  aumenta la  oportunidad a pesar de las distancias, disminuye la burocracia y mejora gestión de documentos.

Contenido del Proyecto de Ley 

  1. Incorpora nuevos principios y definiciones:

    1. Principio de autonomía de la voluntad: Las personas son libres para decidir la forma, medios y clase de firma electrónica que utilizarán para celebrar actos jurídicos.
    2. Principio de equivalencia funcional: Los medios electrónicos y físicos (papel y firma) son equivalentes en cuanto a sus efectos y validez.
    3. Se elimina la definición de fecha electrónica y se reconoce la marca de tiempo (las partes establecen el día y hora) y “sellado de tiempo” (un tercero, usualmente el certificador de la firma electrónica, ratifica la fecha y hora).
  1. Determina los efectos de la equivalencia funcional:

    1. Si los documentos electrónicos están suscritos con firma electrónica avanzada y con sellado de tiempo,  pueden convertirse en instrumento público y generar sus efectos.
    2. Se permitirá que todo un acto jurídico solemne, es decir, que deba ser firmado ante notario, pueda cumplir con dicha solemnidad en la medida que el acto jurídico posea firma electrónica avanzada y sellado de tiempo.
    3. Serán equivalentes en validez y efectos jurídicos, para todo tipo de contrato el documento electrónico y el  documento en papel.
    4. Se usarán documentos electrónicos para la letra de cambio y pagaré.
    5. El documento electrónico suscrito con firma electrónica, será admitido en juicio, en cualquier etapa del proceso, ya sea judicial o administrativa.
    6. Se podrá incorporar al sistema un documento electrónico en que consta un instrumento público emitido en el extranjero, a través de la verificación de firma y autoridades involucradas que debe realizar en nuestro país un certificador acreditado. 
  1. Perfecciona la regulación sobre el uso de documentos y firma electrónica por los órganos públicos.

    1. Los órganos públicos podrán determinar la clase de firma electrónica a utilizar, simple o avanzada, para suscribir actos solemnes, tales como, la compra venta de inmuebles y las de vehículo, actos que requieran comparecencia personal,  actos relativos a derecho de familia e instrumentos de comercio como pagarés o letras de cambio.- Pero, existirá un listado de los actos que deberán ser suscritos mediante firma electrónica avanzada (reglamentos, ordenanzas, entre otros)
    2. Los órganos públicos pondrán a disposición de los privados distintos dispositivos que les permitan realizar trámites con firma electrónica ante el Estado.
    3. Para emitir el certificado de firma electrónica, los órganos públicos podrán contratar servicios de certificación particulares o bien, podrán realizarlo ellos mismos. En este último caso, si bien se elimina la necesidad del Ministro de Fe, se requiere del sellado de tiempo y la identificación del funcionario que suscribió el documento electrónico. 
  1. Obligatoriedad del sellado de tiempo: Se requerirá para que el certificado de firma electrónica avanzada tenga plena fe y en caso de ser certificados emitidos por órganos públicos.
  1. Otorga mayor certeza a la vigencia del certificado de firma electrónica avanzada: El prestador de servicios de certificación que cesa sus actividades, deberá transferir los certificados del usuario a otra prestador acreditado; pero si el usuario se niega o bien, no hay otro prestador que reciba dichos certificados, entonces serán transferidos a un repositorio que llevará la Entidad Acreditadora.
  1. Refuerza el rol fiscalizador y técnico de la entidad que acredita el uso de la firma electrónica avanzada, la cual deberá:

    1. Asegurar el uso de los estándares técnicos de una firma electrónica avanzada.
    2. Mantener los estándares técnicos de certificación; emitir recomendaciones de buenas prácticas; proteger los derechos del usuario y velar por la continuidad del servicio.
    3. Actualizar normas técnicas de seguridad, calidad e integridad.
    4. Administrar el registro electrónico de certificadores acreditados.
    5. Mantener un registro de certificados originales de firma electrónica avanzada y el repositorio de acceso público.
  1. Potencia los derechos y obligaciones de los usuarios y proveedores:

    1. Existirá un procedimiento para que los usuarios puedan reclamar frente a los certificadores acreditados (Ley N°19.496, Protección a los Derechos del Consumidor). La multa a los infractores será de hasta 150 UTM.
    2. Establecerá las obligaciones de los usuarios de firma electrónica avanzada, estas son: veracidad y exactitud al momento de entregar la información; custodia de los mecanismos de seguridad; actualización de sus datos; en el caso de los funcionarios públicos, deberán informar oportunamente el cese de sus cargos y entregar los dispositivos de firma.

Ver Ley: Proyecto de Ley Firma Electrónica