Ley N°20.549: Fomenta el Mercado de Cruceros Turísticos

/Ley N°20.549: Fomenta el Mercado de Cruceros Turísticos
Ley N°20.549: Fomenta el Mercado de Cruceros Turísticos2018-06-04T17:32:37+00:00

Ley Fomento Cruceros Turísticos

Prensa relacionada

Este proyecto de Ley, realiza modificaciones a la ley Nº19.995, la que establece las Bases Generales para la Autorización, Funcionamiento y Fiscalización de Casinos de Juego. El proyecto de Ley ingresó al congreso el día 15 de marzo de 2011 y fue aprobado el día 2 de noviembre de 2011.

Objetivos:

  • Permitir el funcionamiento, en mar chileno, de los casinos que se encuentran  en los cruceros internacionales y establecer su ente regulador.
  • Permitir que las naves mercantes mayores chilenas que otorguen servicios hoteleros a extranjeros en ciertas regiones, recuperen el IVA exportador.

Fundamentos:

  1. Los datos a julio de 2011, muestran que la industria del turismo generan cerca de US$ 11 mil millones al año, US$ 2 mil de los cuales corresponden a la entrada de turistas extranjeros al país.
  2. Cada pasajero que baja a tierra, gasta en promedio US$ 100, por lo tanto, cada nave de tamaño intermedio que recala en puertos chilenos genera un ingreso de US$ 300 mil aprox.
  3. Esta actividad registró un aumento del 13% entre enero y julio del 2011.
  4. No obstante, Chile ha perdido competitividad en los últimos 3 años:
    • Entre 2008 y 2011, las recaladas han sufrido una caída de un 40% y la llegada de pasajeros una disminución de 46%.
    • 15 puertos nacionales son los afectados por la caída de recalada de cruceros.
  5. Dado este escenario, Chile ha dejado de percibir más de US$ 35 millones anuales sólo por concepto de los gastos realizados por pasajeros y tripulantes, sin incluir los ingresos que se dejan de percibir por servicios adicionales o de operación de la nave (combustible, puertos, insumos, etc.).

Beneficios para la sociedad: 

  1. Incentiva el desarrollo del turismo, ya que fomenta el arribo de cruceros al país, mejorando la oferta y competencia existente.
  2. Fortalece los planes de descentralización, ya que los turistas ingresan directamente a las distintas regiones del país por sus respectivos puertos.
  3. Incentiva directamente a las PYME locales (artesanos, restaurantes, comercio, transporte, etc.), es decir, a la mejora y/o creación de puestos de trabajo.
  4. Impulsa la competitividad de las naves mayores chilenas que otorgan servicios hoteleros a extranjeros, ya que pueden recuperar el IVA exportador.

Cambios que establece la Ley:

I-                    Permitir el funcionamiento de los casinos que se encuentran a bordo de cruceros internacionales,  siempre que:

    1. Cuenten con la autorización de la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante (DIRECTEMAR).
    2. Se encuentren navegando y no detenidas en puertos chilenos.
    3. El circuito turístico no tenga una duración inferior a tres días y comprenda, a lo menos, un recorrido de 500 millas náuticas (926 km).
    4. Los operadores que se registran ante la Superintendencia de Casinos, deben cumplir con los siguientes requisitos:
      • Poseer antigüedad mínima de 3 años.
      • Contar con antecedentes que comprueben su existencia y vigencia.
      • Adjuntar 3 últimos balances y estados financieros.
    1. Suspendan las operaciones de los juegos de azar durante el atraque de la nave en puertos nacionales y mientras se encuentren a menos de 3 millas de tales puertos. 

II-                  Ente Fiscalizador:

  • Los titulares de permisos de operación de juegos de azar en naves autorizadas, tendrán que  informar a la Unidad de Análisis Financiero (UAF) las operaciones sospechosas que se puedan producir en ellas. 

III-                Beneficios tributarios para naves chilenas :

  • Permite que las empresas navieras chilenas, que exploten naves mercantes mayores con capacidad de pernoctación a bordo, en las regiones de Tarapacá, de Aysén, del General Carlos Ibáñez del Campo, de Magallanes, Antártica Chilena, Arica y Parinacota, recuperaren el IVA por los servicios de hotelería que presten a extranjeros sin domicilio ni residencia en Chile.