Líneas de acción y desafíos para el crecimiento a las puertas del Bicentenario

///Líneas de acción y desafíos para el crecimiento a las puertas del Bicentenario
Líneas de acción y desafíos para el crecimiento a las puertas del Bicentenario2018-06-04T17:32:40+00:00

En relación a la actividad de la pesca extractiva, es prioridad migrar de un modelo de desarrollo sustentado en los volúmenes de cuota para avanzar a un modelo sustentado en el precio del producto final, en la línea de lo que la Industria ha explorado durante el último quinquenio, pero de cuyo modelo la Pesca Artesanal se ha mantenido al margen.

Lo anterior supone un desafío que dice relación con la necesidad de mejorar y modernizar la gestión de sus procesos de comercialización, agregar valor a sus productos, adecuarse a los requerimientos sanitarios y de calidad que han comenzado a exigir los mercados internacionales y nacionales, y el desarrollar una actividad sustentable.

Cada una de las acciones anteriores, tiene como objetivo el modernizar el sector pesquero artesanal. En este sentido, el resultado de estos procesos debe implicar el desarrollo económico -social de la pesca artesanal, el resguardo de su patrimonio cultural, el incorporar a los pescadores artesanales a los beneficios y oportunidades de la sociedad chilena y el establecer una gestión de la actividad pesquera en función de su desarrollo sustentable.

Respecto de la Acuicultura, las accion es deberán estar encaminadas a fortalecer el rol de la Acuicultura como soporte para lograr posicionar a Chile como potencia alimentaria, meta que requiere compromisos públicos y privados en los ámbitos sanitarios y del cuidado del medio ambiente, como patrimonios para la sustentabilidad de la actividad, en armonía con otras actividades productivas con las cuales se comparten los espacios. En ese marco, cobra especial valor el Cluster Acuícola, que como parte de una alianza estratégica público-privada en políticas e inversiones, reforzará áreas claves de desarrollo, innovación y competitividad.

En cuanto a la institucionalidad del sector público pesquero, se requiere dar especial énfasis en la investigación para la administración pesquera, para que la toma de decisiones por parte de la autoridad y de los órganos de participación público-privados, como los Consejos, puedan fundarse en el mejor conocimiento científico disponible. Que dicho conocimiento esté revestido de la legitimidad necesaria que proporcione tranquilidad a todos los sectores, integrando variables no sólo biológico-pesqueras, sino también económicas y sociales.