Desafíos del área de trabajo Pymes

Desafíos del área de trabajo Pymes2018-06-04T17:32:40+00:00

Para que el país siga creciendo sostenidamente, de forma tal que los beneficios lleguen a más y más personas, ya no basta con la fortaleza y el dinamismo exhibido por las grandes empresas. Hoy es necesario enfrentar con éxito un desafío mayor: el ser capaces de que las empresas de menor tamaño puedan erigirse en un pilar y motor insustituible de nuestro crecimiento económico.

Para ello se requiere construir un sólido tejido empresarial, que supere las brechas existentes y que pueda aprovechar las múltiples oportunidades que se le han abierto al país, tanto en el mercado nacional como en el internacional. Para ello será necesario que puedan brindar bienes y servicios de la más alta excelencia, produciéndolos de manera eficiente, competitiva y sustentable, asegurando de esa manera la mantención de estas empresas en el tiempo.

Se trata, en otras palabras, de crear un tejido empresarial mucho más amplio e inclusivo, en el que los emprendimientos de menor tamaño pasen a jugar un papel relevante. Y para ello será necesario un fuerte accionar del Estado, mediante políticas públicas adecuadas que pongan en el centro de su accionar:

Mejorar la productividad y competitividad de las empresas de menor tamaño.
Aumentar el número de emprendimientos nuevos y mantener los existentes en el tiempo.

Esto se traduce en que este accionar debe:

Reducir las brechas existentes entre las empresas grandes y las de menor tamaño, aumentando la participación de éstas últimas en los mercados;
Fortalecer aún más el fomento productivo y el apoyo a la innovación
Brindar una mejor información hacia los emprendedores;
Lograr una mayor coordinación de la red de fomento, especialmente en la implementación y supervisión de todos los instrumentos y servicios que están a disposición de los emprendedores;
Mejorar el acceso de las empresas de menor tamaño al financiamiento, la tecnología y al capital humano adecuados, mejorando sus capacidades de gestión;
Lograr que el emprendimiento sea una parte fundamental de la educación que reciben todos los chilenos;
Simplificar los trámites que enfrentan las personas que impulsan los emprendimientos;
Reducir las cargas regulatorias y mejorar las actuales normativas para que éstas no signifiquen un peso difícil de sortear para las empresas de menor tamaño. “No basta con tratar a todas las empresas por igual. La igualdad entre desiguales oprime a los más pequeños”.

Para estos efectos se han definido los siguientes ejes específicos para el accionar del Ministerio de Economía en torno a las empresas de menor tamaño:

Mejorar el acceso de estas empresas a un financiamiento oportuno y adecuado. Esto implicará mejorar el conocimiento existente sobre las micro y pequeñas empresas, con el fin de permitirles que pasen a la formalidad, facilitando de ese modo su llegada al sistemas financiero.
Diseño de mecanismo de financiamiento de largo plazo.
Mejorar el acceso a otros servicios financieros, como la securitización, facturas con poder ejecutivo, leasing y otros mecanismos.
Reducir los costos de transacción, mediante el proyecto de ley de garantías recíprocas.
Mejorar el capital humano y las capacidades de gestión de las empresas de menor tamaño, mediante programas como

  • Alfabetización digital
  • Portal del emprendimiento, que reúne toda la información necesaria para los emprendedores en materia de instrumentos de fomento, trámites, entre otros
  • Avanzar en la certificación de competencias, a través de Chilecalifica y el Sence
  • Fortalecer los programas e iniciativas vinculadas al emprendimiento y a la innovación
  • Fortalecer y modernizar la institucionalidad ligada al emprendimiento y a las empresas de menor tamaño
  • Se propenderá a una mayor descentralización, en donde las Agencias Regionales de Desarrollo Productivo jugarán un papel clave
  • Fortalecer la coordinación entre la red de fomento productivo, mediante el Sistema Maestro de Fomento Productivo y el Observatorio de la Empresa

Cada uno de estos ejes estratégicos se encuentran en ejecución y se han desarrollado una serie de iniciativas, las que, en conjunto con las que están desarrollando los demás organismos públicos de fomento productivo permitirán dar un salto cualitativo y cuantitativo en materia de apoyo al emprendimiento y al desarrollo de las EMT de Chile.